Reflexiones sobre la muerte de David Bowie


[WPGP gif_id=”1108″ width=”600″]

Da pena, hombre.

(As the World Falls Down…)

Escribo estupefacto este artículo mientras inspiro al duende de la escritura mediante una lista de reproducción de David Bowie en Spotify, nunca es mal momento para escuchar a un genio transgresor de la música, pero hoy se hace especialmente importante tras su reciente fallecimiento, apenas 24 horas. Entre pista y pista suenan anuncios de otros artistas del mainstream, por desgracia ese es el precio que hay que pagar por la gratuidad. Rechina que después de The Man Who Sold The World te enlacen con alguna pendejada de Laura Pausini.

(Cat People…)

David Bowie siempre me pareció algo único e inimitable, muy al contrario de los artistas de hoy que proliferan como si fueran churros, unos idénticos a los otros, artistas de postín. Bowie era transformismo físico y musical. Lo recuerdo como una figura contradictoria que podía encarnarse en un personaje de malo bueno o de bueno malo, o incluso las dos personalidades a la vez. Héroe y antihéroe. Rey y reina. Cara y cruz de la misma moneda. Con su desaparición se van también una forma de expresar la música y de entenderla.

(Space Oddity…)

Dentro del Laberinto de 1986

Dentro del Laberinto de 1986

¿En qué estoy pensando? ¿Qué memorias me han traído a la mente la desaparición de este londinense camaleónico? Parte de mi tardía educación fue completada en Inglaterra, tuve el privilegio de ser inglés por un tiempo. Y digo “ser” porque me adapté muy bien a pesar de las comunes inclemencias metereológicas.  Aquella voluntad para establecerme en Wolverhampton, primero, y en Londres, después, vinieron motivadas por mi gusto general por el país y veneración en particular a bandas como The Beatles, Iron Maiden, Pink Floyd, Queen y como no: David Bowie. En el aspecto literario mi modelo a seguir de niño siempre fue el  Sherlock Holmes de Arthur Conan Doyle, en casa me vestía de pequeño detective con la bata como chaqueta decimonónica y las pipas de fumar inglesas escondidas en los bolsillos interiores. Mi padre vivió en Southampton y en Oxford por eso en el salón de mi casa teníamos colgados cuadros del Big Ben y de callejuelas que recordaban a la Whitechapel de Jack El Destripador, me maravillaba contemplar esas obras que parecían de otro tiempo o extraídos de una fábula.  Conocía la cultura de  Inglaterra casi al dedillo mucho antes de aterrizar como estudiante y efectuar  mi primer viaje a la perfide Albion, como les decían nuestros vecinos franceses. Mi imaginación de adolescente  me había  llevado allí en volandas. Ahora, con la muerte de Bowie también va muriendo mi adolescencia,  parte de una infancia muy feliz. Sucede que es una lástima contemplar cómo el mundo que conocías y que lo jurabas como eterno e invulnerable se desvanece a cada paso, sin mirar atrás, sin detenerse nunca. Una vida de mitos, ídolos e ilusiones-en las que se encontraba la figura de Bowie- que se reducen a vagos e imprecisos recuerdos que se tienden  a manifestar y magnificar, por ejemplo, tal día como hoy. La poca esperanza que me va quedando es que al menos Mario Bros y Sonic nunca morirán.

(Changes…)

La causa de su muerte es el cáncer, estén tranquilos es de lo que moriremos todos, el dibujo es el siguiente: postrados y humillados en una cama de hospital sufriendo el arrepentimiento de no haber cumplido con todos nuestros sueños, de haber sido cobardes en alguna ocasión al no intentar acometerlos, con los remordimientos de no haber saldado cuentas pendientes con nuestros seres queridos, etc. Nos espera una enorme jodienda, no crean.

Supongo que David Bowie, que nunca fue como el resto de los mortales y pertenece a ese elenco mítico e inimitables de los Lou Reed y los Freddy Mercury, y también era un hombre valiente. Dicen que hasta el final no quiso revelar su estado de salud, habiendo desfallecido tras jornadas intensivas de trabajo, aferrado a la vida de artista hasta el final y que  murió prácticamente en el escenario. Quien sabe si detrás de una vida de idas y venidas, drogas, sexo 360º y mucho Glam Rock, tuviera fantasmas rondándole la cabeza y estos se manifestarían en sus momentos finales, quizá no cumplió todos sus sueños. Pero quién sabe si en esos momentos de agonía recibiera la visita a modo de visión espectral del cuervo de Allan Poe en sus últimas noches de la enfermedad…  

Ahora yo te cantaré there´s a starman waiting in the sky he´d like to come and meet us but he thinks he´d blow our minds…

(Starman…)

Cuando finalice esta canción y si ustedes me lo permiten voy a reproducir una par de películas a su salud, a vuestra salud:  Velvet Goldmine (1989) y Dentro del Laberinto (1986).

The following two tabs change content below.
David Guardo Puertas (Barakaldo, Vizcaya, País Vasco, 8 de junio de 1982) es un periodista y profesional de la comunicación español. Ha residido la mayor parte de su adolescencia entre Santander y Potes, en la comunidad autónoma de Cantabria. Ha cursado estudios en tres países de Europa: Inglaterra, Bélgica y España. David es Licenciado en Periodismo y Comunicación por la Universidad de Wolverhampton en 2007; Master en Estudios de Desarrollo y Cooperación Internacional por la Universidad de Cantabria en 2009 y Master en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Libre de Bruselas en 2014. En el ámbito profesional tiene un amplio y variado currículum, ha trabajado como responsable de prensa y comunicación en organizaciones internacionales en Bruselas, en desarrollo de negocio en multinacionales en Londres, así como también ha sido redactor de informativos en radio y televisión de medios de comunicación españoles y jefe de prensa en universidades. También destaca su labor emprendedora obteniendo el primer premio UCem en 2009 al mejor proyecto empresarial de Cantabria otorgado por la Universidad de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander. David Guardo fue finalista del “Shining Stars of Europe” del Parlamento Europeo, concurso celebrado en Estrasburgo el 9 de Mayo de 2014 con más de 86 participantes de toda Europa por su spot “And Now What”. Asimismo, David Guardo ha sido beneficiario de numerosas becas que han contribuido a su desarrollo personal y profesional; beca de movilidad de la Unión Europea “Leonardo Da Vinci” y “Universidad- Empresa” de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Cantabria 2007/2008; beca del Fondo Social Europeo en 2009 y beca “Erasmus Para Jóvenes Emprendedores” de la Comisión Europea. Desde finales de 2012 hasta mediados de 2014 trabaja como consultor en comunicación para organizaciones internacionales con sede en Bélgica y como colaborador de la radio deportiva sincensura Fox en el programa Objetivo 2014 en Chicago, EE.UU. En la actualidad es profesor de las asignaturas de Periodismo Digital, Periodismo Deportivo y Creación Estratégica de Medios en la Facultad de Comunicación Social-Periodismo de la Universidad Autónoma de Occidente en Colombia. Trabajo que combina junto con el de asesor de comunicación para empresas.

Acerca de David Guardo

David Guardo Puertas (Barakaldo, Vizcaya, País Vasco, 8 de junio de 1982) es un periodista y profesional de la comunicación español. Ha residido la mayor parte de su adolescencia entre Santander y Potes, en la comunidad autónoma de Cantabria. Ha cursado estudios en tres países de Europa: Inglaterra, Bélgica y España. David es Licenciado en Periodismo y Comunicación por la Universidad de Wolverhampton en 2007; Master en Estudios de Desarrollo y Cooperación Internacional por la Universidad de Cantabria en 2009 y Master en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Libre de Bruselas en 2014. En el ámbito profesional tiene un amplio y variado currículum, ha trabajado como responsable de prensa y comunicación en organizaciones internacionales en Bruselas, en desarrollo de negocio en multinacionales en Londres, así como también ha sido redactor de informativos en radio y televisión de medios de comunicación españoles y jefe de prensa en universidades. También destaca su labor emprendedora obteniendo el primer premio UCem en 2009 al mejor proyecto empresarial de Cantabria otorgado por la Universidad de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander. David Guardo fue finalista del “Shining Stars of Europe” del Parlamento Europeo, concurso celebrado en Estrasburgo el 9 de Mayo de 2014 con más de 86 participantes de toda Europa por su spot “And Now What”. Asimismo, David Guardo ha sido beneficiario de numerosas becas que han contribuido a su desarrollo personal y profesional; beca de movilidad de la Unión Europea “Leonardo Da Vinci” y “Universidad- Empresa” de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Cantabria 2007/2008; beca del Fondo Social Europeo en 2009 y beca “Erasmus Para Jóvenes Emprendedores” de la Comisión Europea. Desde finales de 2012 hasta mediados de 2014 trabaja como consultor en comunicación para organizaciones internacionales con sede en Bélgica y como colaborador de la radio deportiva sincensura Fox en el programa Objetivo 2014 en Chicago, EE.UU. En la actualidad es profesor de las asignaturas de Periodismo Digital, Periodismo Deportivo y Creación Estratégica de Medios en la Facultad de Comunicación Social-Periodismo de la Universidad Autónoma de Occidente en Colombia. Trabajo que combina junto con el de asesor de comunicación para empresas.